El autónomo trabaja 36 días más al año que el asalariado (sin analizar vacaciones)

Fuente: Cinco Días